Verde y Azul

Cae un 62% la población del alcaudón real en España por el uso de plaguicidas

La población de alcaudón real (Lanius meridionalis) ha descendido un 62,6% desde 1998 en España. El principal motivo de este declive es el uso de productos químicos para eliminar las “malas hierbas” de las explotaciones agrícolas, pero que también destruyen gran parte de la vida animal, según la organización no gubernamental (ONG) SEO/BirdLife.

La situación de la especie es preocupante. Tanto que SEO/BirdLife cree que ha llegado el momento de cambiar su estatus, ya que en la actualidad está catalogada como “casi amenazada”, cuando debería figurar, al menos, en la categoría de “vulnerable”.

“Alcaudón real, codorniz común, grajilla occidental, golondrina común, mochuelo europeo, calandria común y curruca rabilarga son especies que, al igual que el sisón común, deberían incluirse al menos en la categoría ‘vulnerable’, ya que sus poblaciones han descendido más del 30% en los últimos 14 años”, apunta SEO/BirdLife en su informe ‘Tendencia de las poblaciones de aves comunes en España (programa Sacre) 1998-2020’.

“La intensificación de las explotaciones agrarias resulta sumamente perjudicial para aves insectívoras y carnívoras como los alcaudones. El empleo abusivo de plaguicidas disminuye la cantidad de insectos y pequeños mamíferos, además de provocar el envenenamiento de las aves, con su consecuente infertilidad o muerte”, detalla SEO/BirdLife.

Asimismo, “con la agricultura moderna se reduce la diversidad de ambientes donde emplazar el nido o buscar comida, pues se eliminan los linderos de arbustos y los barbechos”, indica la ONG.

Por otro lado, también le afecta negativamente el proceso opuesto, ya que el abandono de las prácticas agrarias se traduce en una “rápida matorralización”, lo que limita igualmente la disponibilidad de insectos y otros pequeños animales.

Es el alcaudón de mayor tamaño presente en la Península, pues la longitud de los ejemplares adultos se sitúa entre 24 y 26 centímetros, y su envergadura va desde los 28 hasta los 34 centímetros.

El alcaudón real es un ave rapaz a pequeña escala, un gran depredador de escarabajos, saltamontes, grillos y pequeños vertebrados (ratones, topillos, pajarillos y reptiles), que cada día son más escasos, según recoge la ‘Guía de las aves de España’ de SEO/BirdLife.

“Podría decirse que tiene un pico más propio de rapaz (es robusto, y su extremo, ganchudo), pero posee patas de pájaro. Es sedentario y frecuente en ambientes abiertos de toda la España mediterránea y en las islas Canarias”, explica la guía.

Genera “despensas” empalando a sus presas

Una curiosidad: a menudo genera “despensas”, empalando a sus presas en las ramas punzantes de arbustos pinchudos. Lo hace porque no es capaz de digerir la presa entera, y de esta forma puede comerla poco a poco, e incluso arrancar pedazos para alimentar a sus crías.

Para despedazar a sus presas más grandes se apoya en esos arbustos y en alambradas con espino. Caza al acecho, oteando desde posaderos dominantes, como postes de teléfono o eléctricos, cables paralelos a carreteras y caminos, o ramas altas de arbustos.

Ejemplar de alcaudón real. Foto: Pixabay

Es muy fácil de reconocer. A simple vista, destaca su corpulencia y su larga cola. Tiene la cabeza muy voluminosa, en la que llama la atención un ancho antifaz negro que recorre la zona de los ojos.

Tanto la cabeza como el dorso son de color gris plomo. Las alas son negras, con una distintiva mancha blanca. La cola, negra, presenta los bordes externos blancos. El pecho y el vientre poseen un color blanco-rosado.

Se parece mucho a los alcaudones chico (Lanius minor) y norteño o picapuercos (Lanius excubitor). Pero los adultos de alcaudón real son más grandes y carecen de la amplia banda negra que cubre la frente del alcaudón chico. Asimismo, los jóvenes de alcaudón real tienen una librea barreada en el pecho que los diferencia de los juveniles del chico.

Por otra parte, la pechuga rosada del alcaudón real permite distinguirlo del alcaudón norteño, cuyo pecho y vientre son enteramente blancos. Además, este último luce un manto gris más claro y posee dos manchas blancas en las alas.

Una especie muy escasa en Europa

Existen diferentes subespecies de alcaudón real, que se extienden por tres continentes: Europa, África (desde Mauritania y Marruecos hasta Egipto y Somalia ) y Asia (penetra hasta Mongolia). En Europa, el alcaudón real es muy escaso y se restringe al sur de Francia, Portugal y España.

En el suroeste europeose estima que hay entre 212.000 y 353.500 parejas reproductoras, la mayor parte en España, donde habitan de 200.000 a 250.000 en territorio peninsular y entre 1.000 y 1.500 en Canarias.

Foto: Pixabay

En Portugal no hay datos precisos, podría haber entre 10.000 y 100.000 parejas.La población francesa no supera las 1.500 parejas reproductoras.

La subespecie meridionalis coloniza toda España, salvo la vertiente norteña de la Cordillera Cantábrica y los Pirineos. Como especie reproductora es rara en Galicia, el Sistema Ibérico y algunos territorios mediterráneos (Cádiz y vegas del Guadalquivir).

En las islas Baleares solo aparece en invierno. Por el contrario, es un ave sedentaria en las islas centrales y orientales de Canarias, donde se ha constatado la presencia de la subespecie koenigi.

Algunos ejemplares cruzan el estrecho de Gibraltar

No obstante, hay ejemplares que cruzan el estrecho de Gibraltar en los meses de agosto y septiembre. En la Península existen zonas donde macho y hembra se mantienen juntos en el territorio de cría, mientras que en otras las hembras se dispersan, recoge la guía de aves de SEO/BirdLife.

Ocupa zonas abiertas, con árboles y arbustos dispersos, casi siempre por debajo de los 1.500 metros de altitud. Se observa en dehesas, campiñas, almendrales, olivares y, en general, en parajes agrarios con cultivos, tanto de secano como de regadío. En Canarias, la subespecie koenigi se instala en territorios costeros dominados por cardones y tabaibas o en retamares y campos de cultivo abandonados.

En África inicia la reproducción ya en enero, pero en España suele comenzar en marzo o abril. Puede sacar adelante hasta tres polladas, aunque en general tiene una puesta, especialmente en territorios fríos continentales o de media montaña.

Su canto incluye notas muy diversas, metálicas, sonoras y bastante potentes. Además reproduce trinos y gorjeos de fringílidos y aláudidos. Es un buen imitador de sonidos de otras aves.

Suele construir el nido en árboles de pequeño porte o en arbustos densos, normalmente pinchudos. Para construirlo emplea pequeñas ramas, hierbas secas y musgo. La puesta consta de cinco a siete huevos, de color blanco verdoso u ocre y con motas oscuras, que se concentran en el polo más ancho.

Los pollos nacen tras entre 15 y 19 días de incubación por parte de la madre, son alimentados por ambos progenitores y en menos de tres semanas abandonan el nido.

Los depredadores del alcaudón son mamíferos y otras aves, como rapaces y búhos. Los nidos también pueden ser atacados por córvidos como las urracas. Su esperanza de vida en libertad es de 3 a 5 años, a veces más.

Página de referencia: https://seo.org/ave/alcaudon-real/

Programa SACRE: https://seo.org/sacre/

Te puede interesar: Hasta 42 especies de aves están en declive en España

Te puede interesar: Catalunya: las aves acuáticas caen un 22% en un solo año

 

Ramón Díaz

Ramón Díaz Alonso (Llanes, Asturias; 1962). Trabaja desde 1990 en La Nueva España, primero como corresponsal en la comarca oriental de Asturias, después como responsable de la edición del oriente de Asturias y desde 2017 en la sección de Asturias, especializado en información política, de infraestructuras y ambiental. Colabora desde enero de 2021 con Verde y Azul, el canal de medio ambiente de Prensa Ibérica y Grupo Zeta. Es coautor de varias publicaciones de la Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (ASPET).

2 comentarios

    • Yo soy de un pueblo de Zamora, y desde que era niño a ahora, las golondrinas prácticamente han desaparecido, apenas hay codornices en su época, sisones ya no se ven, pajaro tejedor hace años que no se encuentra un nido, alondras apenas se ven… No se ven insectos alrededor de las farolas por las noches, apenas se oyen grillos… mi familia es ganadera y dicen que es increíble la cantidad de tratamientos que se le hacen a los cultivos… algo tendrá que ver…