Verde y Azul
nidos tortuga marina

Buscan voluntarios para localizar y proteger nidos de tortuga marina en el Mediterráneo

La tortuga marina desova cada vez con más frecuencias en las playas del Mediterráneo español. Por ello, arranca ahora una campaña ciudadana para tratar de localizar los rastros de tortugas sobre la arena para proteger sus nidos y facilitar así el nacimiento de sus crías.

Ecologistas en Acción ha presentado la campaña de voluntariado ‘Rastros en la arena’ destinada a “localizar y proteger” los nidos de tortuga marina situados en las playas del Mediterráneo español, especialmente en los meses de verano.

La organización solicita ayuda “a cualquier persona que quiera colaborar” para que recorra las orillas de las playas al amanecer en busca de señales que las tortugas hayan dejado en la arena, señala esta entidad en un comunicado.

En caso de encontrar el rastro del paso de alguna tortuga, los voluntarios, que pueden ir “en solitario o en grupo”, deberán notificar el hallazgo llamando al 112 para que los técnicos de cada zona “tomen las medidas de protección del nido”.

La campaña pretende alertar de que muchas tortugas, que son “madres primerizas” o que anidan en nuevas playas, realizan sus nidos en lugares “poco propicios”, demasiado cerca de la orilla, muy próximos de la superficie o muy transitados por maquinaria pesada que limpia las playas, por lo que se requiere la acción de los voluntarios para localizarlos “de inmediato” y avisar a los técnicos.

Rastro dejado por una tortuga marina. Foto: Agencias

Esta campaña tiene especial relevancia durante los meses de verano, periodo del año en el que las tortugas marinas realizan el desove en las playas aprovechando la oscuridad de la noche.

Una vez depositados los huevos, cuyo tiempo de incubación asciende a aproximadamente dos meses, las madres vuelven al mar.

Sin embargo, cuando amanece y comienzan a llegar las personas a la playa, las huellas dejadas por las madres desaparecen, lo que puede desorientar “y poner en riesgo a las crías”, alertan desde la ong.

La semana pasada una tortuga marina depositó 147 huevos en su nido en Calafell (Tarragona), “marcando el inicio de la temporada de anidación de estas tortugas marinas en las costas del mediterráneo español”.

En 2020, la organización registró 27 puestas e intentos de nidificación en las costas del mediterráneo español, “una cifra que va en ascenso desde 2001”.

Otro ejemplo de rastro dejado por una tortuga. Foto: Agencias

Según los expertos, esto podría deberse a un proceso de colonización de nuevos territorios, debido al cambio climático, que está calentando especialmente la zona oriental del Mediterráneo, donde suelen criar.

El sexo de las tortugas bobas depende de la temperatura de incubación y, por lo tanto, de la playa elegida para hacer el nido. Si la temperatura se mantiene sobre los 30º, habrá una proporción igual de crías machos y hembras. Pero a 33º solo nacerán hembras y, sobre los 27º, solo machos, dificultando así la procreación.

Esta campaña de voluntariado se suma a otros programas vigentes de divulgación, sensibilización y conservación de las tortugas marinas en otros lugares de España, como ‘Caretta a la vista’, en Cataluña, ‘Alerta tortuga’, en la Comunidad Valenciana, o ‘Territorio tortuga’, en Murcia.

Web informativa de la campaña: https://www.ecologistasenaccion.org/174416/rastros-en-la-arena-para-proteger-a-las-tortugas-marinas/

Te puede interesar: ¿Qué hacer si vemos una tortuga marina en la playa?

 

Hacer un comentario